x

¿Pospago o Prepago? ¿En qué gastan más los mexicanos?

La mayoría de los usuarios nacionales hace recargas, pero la oferta de planes atractivos atrae cada año a más consumidores a las filas de pospago.

Por Isaac en Smartphones
el  24  de  enero  2017
Valora este artículo: [0] (0 de 5 estrellas)

¿Abonas saldo o tienes plan?

Los hábitos de consumo de los usuarios de telefonía móvil en México siguen en constante evolución gracias al impulso que trajo consigo la reforma en telecomunicaciones. Si bien las recargas se mantienen como la modalidad más demandada en el país, los planes tarifarios han tenido un importante crecimiento, pero ¿en qué gastan más los mexicanos? ¿Pospago o prepago?

Reportes oficiales recogidos por The CIU indican que al cierre de 2016 habían más de 110 millones de líneas celulares activas, donde el 83.1% corresponde a cuentas de prepago y apenas 16.9% a pospago.

Aunque la diferencia es aplastante, cabe resaltar algunos comportamientos que arrojan luz sobre cambios en los hábitos de consumo y tendencias que permiten imaginar qué pasará en el futuro cercano. Por ejemplo, pese a que el total de líneas móviles tuvo un crecimiento de 5.2% respecto al año anterior, la contratación de planes mensuales aumentó un 11.3%, una cifra admirable en comparación con el 4.1% con que se incrementaron las cuentas de prepago.

¿Tú usas prepago o pospago?

Cada día más usuarios adquieren planes tarifarios de telefonía móvil.

La primera justificación es que la competencia entre operadores resultó en una oferta comercial más económica, con más servicios incluidos y mejor cobertura. Es decir, incentivos como llamadas y mensajes de texto ilimitados dentro y fuera del país, bolsas de datos más generosas para conexión móvil y promociones que incluyen equipos, pagos a meses sin intereses, etc., terminaron atrayendo a más usuarios que las contrapartes del mercado de prepago.

¿Ahorras más con los planes o las recargas?

Existen diferencias abismales entre los presupuestos de quienes abonan tiempo aire y los que firman un contrato para disfrutar del servicio. Por ejemplo, el gasto mensual promedio de una persona con una línea de prepago es de $87 MXN, mientras que el de un usuario de pospago es de $352 MXN, es decir, ¡cuatro veces más!

Uno de los factores que acentúan esa diferencia es el uso de servicios móviles, entre los que se incluye la navegación web desde el celular, mensajería instantánea y correo electrónico, uso y descarga de aplicaciones, subir contenido a redes sociales, etc.

De nuevo, la oferta de soluciones interviene en este aspecto, pues los planes de prepago ofrecen un consumo controlado y bajo demanda de megabytes para usar dichos servicios; mientras que los planes de pospago acostumbran incluir mejores condiciones, desde tarifas más bajas, hasta bolsas de navegación que reducen el costo unitario de manera importante.

¿El teléfono hace la diferencia?

¿Usas smartphone o featurephone?

Un buen equipo puede motivarte a gastar más en el servicio.

Otro factor determinante de la inversión en telefonía celular es el acceso a smartphones en una u otra modalidad de pago. Pues los servicios móviles sólo están disponibles para teléfonos inteligentes y gran parte del mercado de prepago recurre a dispositivos básicos o featurephones por ser más económicos.

No es tanto que el equipo de comunicación haga la diferencia, sino que la experiencia de uso y posibilidades de aprovechamiento tecnológico motivan a la gente a gastar más con tal de obtener mejores beneficios.

La distinción entre las modalidades de pospago y prepago también es sobresaliente en este aspecto, pues hasta un 94.8% de las líneas con plan están vinculadas a un smartphone, contra el 72.7% en los casos de las líneas de prepago.

Por último, al hablar del gasto promedio de los mexicanos en teléfonos inteligentes la medida general es de $2,889 MXN. Y de nuevo hay importantes matices referentes a los esquemas de pago, pues la media es de $1,751 MXN en pospago y $3,038 MXN en prepago. Pero no hay que confundir, pues aquí interviene una dinámica de subsidio en los planes tarifarios que incluyen el equipo cuando se firma un contrato por almenos uno o dos años, frente a la posesión inmediata que implica la compra en prepago.

¿Tú qué opinas, prefieres hacer recargas semanales o te resulta más práctico y ventajoso contratar un plan de renta y pagar mes a mes?

¿Te ha gustado esta noticia?
COMPARTIR EN:

Isaac Pérez es Content Manager de Panda Ancha. Tiene experiencia como redactor, editor, guionista y locutor en diferentes plataformas. Le encanta la música pero se niega a bailar.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

COMENTARIOS

DEJAR UN COMENTARIO

¡Bienvenido a la comunidad panda!
Gracias por registrarte a nuestra newsletter.
Ahora recibirás en tu correo un mensaje para confirmar la suscripción.
Gracias por darte de alta
Quiero recibir NOTICIAS de:
 
 
 
 
 
 
 
He leidio y acepto la Politica de Privacidad
SU EMAIL YA ESTA DADO DE ALTA
Este sitio web utiliza cookies. Más información aquíX
x

RECIBE LOS MEJORES CONTENIDOS