x

After Effects: qué es y para qué sirve

El vídeo casero y poco trabajado ha quedado relegado a recoger lo insólito y espontáneo, pero cuando de verdad se quiere contar algo hay que hacerlo bien.

Por Isaac en Software
el  27  de  julio  2020
Valora este artículo: [0] (0 de 5 estrellas)

Está claro que el vídeo tiene una importancia crucial en la actualidad, y hay datos estratosféricos que así lo confirman: en Facebook se ven más de 100 millones de horas de vídeo al día, y los usuarios de YouTube ven 1000 millones de horas de vídeo diarias.

Precisamente YouTube, una de las plataformas más visitadas e importantes de la Red, ofrece una evolución que permite constatar algo: a medida que el consumo de vídeo se ha asentado entre los hábitos de los consumidores, este se ha profesionalizado. El vídeo casero y poco trabajado ha quedado relegado a recoger lo insólito y espontáneo, pero cuando de verdad se quiere contar algo hay que hacerlo bien. No hay más que ver el éxito de la figura del youtuber, a la que podemos considerar un creativo.

Se han implementado y mejorado nuevas técnicas y herramientas para mejorar los resultados, para ofrecer calidad a una comunidad de usuarios que puede crecer. Y After Effects es uno de los programas que más peso ha ido adquirido, por su funcionalidad y sus múltiples aplicaciones.

    Tal vez te interese...

    Pixar in a Box: tutoriales de animación | PandaAncha.mx

    www.pandaancha.mx

    Leer artículo

Las utilidades de After Effects

After Effects es un software para la composición de vídeo que pertenece a Adobe, y que la tecnológica lanzó a principios de los 90. Es una de las más utilizadas para el motion graphics, esto es, diseño audiovisual.

Como se puede intuir por el nombre, se utiliza en el proceso de postproducción, y sirve para poner imágenes en movimiento, animar e introducir creaciones en 2D y 3D a modo de efectos especiales, tanto con las herramientas que tiene alojadas de serie o con plugins de terceros. De hecho, se considera que la posibilidad de incorporar extensiones diseñadas por otras compañías es una de las grandes fortalezas del software.

Se trata, por lo tanto, de utilizar recursos gráficos para crear elementos que mejoren el global y ofrezcan resultados más profesionales. Y todo con una interfaz compuesta con varios paneles, algunos de ellos pertenecientes al proyecto, otro a la composición y otro a la línea de tiempo. El primero es que el actúa como contenedor de archivos, como sucede con Premiere, y los elementos se van colocando en la línea de tiempo. Los elementos de la composición se van mostrando en el panel del mismo nombre.

Señalando aspectos concretos, en After Effects se puede añadir una cámara para obtener mejores vistas y mejorar la edición y la animación 3D. Se pueden utilizar texturas y degradados para buscar ese efecto que dé un toque profesional, y es compatible con la realidad virtual de 180 grados, entre otras muchas funciones.

Imagen

Imagen vía Freepik

Cómo aprenderlo

No hace falta dedicarse al cine o la televisión para usar After Effects, pues ya decíamos al inicio que el vídeo forma parte de nuestras vidas y que es el formato predilecto de muchos usuarios. De ahí el éxito de Tik Tok, que se puede añadir a los datos ofrecidos al principio.

Si quieres editar vídeos para ganar en calidad y ofrecer un producto de calidad a tus seguidores en redes sociales y otras plataformas digitales, lo mejor es explorar el software y todas sus herramientas, desde lo más básico a los trucos que usan los profesionales. Con estos cursos de After Effects tendrás todo el material ordenado.

Eso sí, After Effects no lo es todo, sino una herramienta de postproducción. El software no hace milagros, de manera que lo que llegue mal desde las fases de grabación y edición, seguirá estando mal en postproducción.

Si de verdad te interesa el mundo del vídeo y no tienes mucha experiencia, será mejor que empieces por aquello que te enseñe a manejar la cámara, con todo lo que ello implica: ángulos, planos, uso de la luz, etc. Y luego deberías continuar aprendiendo edición, sin olvidar otras materias que te ayuden a saber cómo contar historias que de verdad enganchen. Después vendrá la aplicación de efectos.

Imagen

Imagen vía Freepik

Cómo elegir un buen curso de After Effects

Tanto para After Effects como para cursos similares relacionados con la edición de imagen y vídeo, hay que buscar algo que sea eminentemente práctico. Es preferible que muestre los contenidos en formato audiovisual en lugar de con PDF, por ejemplo, pues será más fácil seguir los pasos.

Tampoco es lo mismo un curso para principiantes que uno avanzado, aunque hay cursos que reúnen varias formaciones en la misma propuesta: desde la importación de archivos y la gestión de la línea de tiempo a dominio de las animaciones 2D o experimentación con luces y cámaras.

No importa tanto la cantidad, sino la calidad. Hay cursos con muchas horas cuyo precio, en consonancia, es alto. Sin embargo, hay propuestas aparentemente más escuetas y a un precio menor pero mejor configurados. La manera de saberlo es considerar las valoraciones y las opiniones de otros usuarios.

Con todo, After Effects es un software potente para conseguir resultados profesionales en las obras audiovisuales. Merece la pena conocer la herramienta, pero asumiendo que no hace milagros y que interviene solo en la posproducción.

¿Te ha gustado esta noticia?
COMPARTIR EN:

Isaac Pérez es Content Manager de Panda Ancha. Tiene experiencia como redactor, editor, guionista y locutor en diferentes plataformas. Le encanta la música pero se niega a bailar.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

COMENTARIOS

DEJAR UN COMENTARIO

¡Bienvenido a la comunidad panda!
Gracias por registrarte a nuestra newsletter.
Ahora recibirás en tu correo un mensaje para confirmar la suscripción.
Gracias por darte de alta
Quiero recibir NOTICIAS de:
 
 
 
 
 
 
 
He leidio y acepto la Politica de Privacidad
SU EMAIL YA ESTA DADO DE ALTA
Este sitio web utiliza cookies. Más información aquíX
x

RECIBE LOS MEJORES CONTENIDOS