¿3G o 4G? ¿Cómo funciona tu red móvil? (Infografía)

El desarrollo de las redes móviles ha traído consigo mejoras para cumplir con las demandas del usuario. Revisaremos cuáles son sus diferencias, velocidad, alcance y ventajas.

Por Mariana en Internet
el  02  de  octubre  2015
Valora este artículo: [0] (0 de 5 estrellas)

Actualmente, uno de los factores decisivos para comprar un dispositivo móvil es el plan de datos. La capacidad de descarga, la velocidad y el costo, influyen enormemente en la experiencia de navegar en la web. Decidir qué paquete de Internet móvil nos conviene puede ser una tarea abrumadora por sí misma, pero si no estamos familiarizados con la nomenclatura y los conceptos que componen la tecnología móvil la experiencia es aún más confusa. El primer paso para remediar esto es informarnos.

Las compañías de telefonía móvil ofrecen una amplia gama de productos y servicios. De hecho, te invitamos a ver nuestra compilación de operadores de telecom en México. Respecto al acceso a Internet, las opciones disponibles más populares son conectividad a través de una red 3G o 4G. Ambas aluden a la generación de la tecnología celular en la que se encuentran, por lo que 3G es tecnología de tercera generación y 4G de cuarta generación. ¿Qué significa esto? Exploraremos qué implica elegir una u otra red, sus características y funcionamiento. Y si te preguntabas por los íconos en la parte superior de tu celular, también tenemos un glosario de los símbolos de banda ancha móvil.

¿Cómo funciona una red móvil?

Cada red tiene aspectos que las distinguen de las demás, pero todas parten de un principio básico: la banda ancha. Ésta es una conexión de alta velocidad que permite al usuario tener acceso a Internet. Es gracias a ellas que podemos mandar usar mensajería instantánea, descargar música, ver videos y muchas cosas más.

La banda ancha móvil es aquella que es utilizada, como indica el nombre, por un usuario en movimiento. Esto quiere decir que no es necesario estar físicamente conectado a un puerto ethernet o a una red WiFi casera. La conexión no depende de una ADSL. Por medio de dispositivos inteligentes, como celulares y tablets, somos capaces de entrar a una red.

La señal original es regenerada por las torres de radio que expanden las señales emitidas cuando hacemos llamadas por celular. En lugar de voz, los que se transmite son paquetes de información, es decir, los correos, mensajes y demás contenido que quieras ver. Finalmente, la información es captada por el aparato que utilices, con tal de que tenga integrado un receptor de este tipo de red.

Diagrama de funcionamiento de banda ancha móvil

Funcionamiento de banda ancha móvil, vía FLK (traducción libre)

3G vs 4G: ¿Sus diferencias?

Para entender qué distingue a una red de la otra, primero debemos entender a las generaciones tecnológicas anteriores. Las innovaciones proporcionadas por estas redes son el producto de avances paulatinos, los que aparecían conforme surgían mejores herramientas.

Tal como explicamos en nuestra revisión de las conexiones de banda ancha (puedes consultarla aquí), una línea telefónica fija no es óptima para transmitir mucha información simultáneamente. Una vez que se realice una llamada, el sistema no permite el intercambio de datos más allá de las voces involucradas.

La primera generación (1G) se apoyaba en esta estructura. En vez de dividir sus datos en paquetes, estos celulares analógicos enviaban las llamadas en distintas frecuencias. Este sistema de transmisión es conocido como acceso múltiple por división de frecuencia, (FDMA, por sus siglas en inglés).

La segunda generación (2G) comenzó la incursión al territorio digital con el acceso múltiple por división de tiempo (TDMA). Las llamadas se transformaban y transmitían como señales digitales. La información se dividía en grupos que se enviaban en diferentes frecuencias y, aquellas que la compartían, se mandaban en distintos tiempos.

El siguiente paso fue el acceso múltiple por división de código (CDMA), dando origen a la tercera generación (3G). Aquí las llamadas se dividen en segmentos, los cuales tienen un indicador de su origen y destino. Este intercambio de paquetes resultó en una mejor estructura para un servicio que cada vez tenía más consumidores.

Basándose en el modelo de intercambio de paquetes de información de banda ancha, aparecieron los celulares 3.5 G. Su control de acceso a la información, High-Speed Downlink Packet Access (HSDPA), se enfoca en la descarga de datos, tal como lo hace una conexión de banda ancha ADSL. Lo hace a través de un canal denominado canal de control de alta velocidad-compartida (HS-DSCH).

Entre sus otras mejoras está su capacidad de adaptar su modo de envío de datos de acuerdo a la calidad de nuestra conexión. También hay una reducción en la retransmisión de datos que no fueron enviados exitósamente desde el primer intento.

Por fin, aparece la tecnología conocida como 4G. La modalidad más conocida es la 4G LTE (Long Term Evolution), con velocidades entre 10 y 300 Megabits por segundo (Mbps). Las de las redes LTE - Advanced se encuentran entre 100 Mbps y 1 Gigabit por segundo (Gbps). También está la red WiMAX 2, con velocidades máximas más allá de 300 Mbps.

Su diferencia radica en el uso del Orthogonal Frecuency Division Multiple Access (OFDMA). Con esto, se pueden enviar los paquetes de información en distintas frecuencias, pero ahora con menos interferencia, lo que permite aprovechar más eficientemente el espacio disponible. También se ofrece una mejor cobertura.

Generación

Tecnología

Velocidad de descarga

Características

1G

FDFMA

-

  • Servicio de voz analógico

  • No hay servicio de datos

2G

TDMA

Hasta 20 kbps

  • Servicio de voz digital

  • Servicio SMS

  • Correo de voz

  • Aplicaciones simples en línea (correo, web)

3G

CDMA

Hasta 2.4 Mbps

  • Streaming de música y video

  • Aumento de velocidad para navegación web

3.5G

HSDPA,

con (HS-DSCH)

Hasta 14.4 Mbps

  • Video bajo demanda

  • Videoconferencias

  • Aumento de velocidad para navegación web

4G

OFDMA

Hasta 100 Mbps

  • Streaming de vídeo en HD
  • Videoconferencias en HD
  • Llamadas VoIP de alta calidad

Infografía

Infografía: ¿3G o 4G? ¿Cómo funciona tu red móvil?

Futuro de la banda ancha móvil: 5G

Cada nueva generación de tecnología móvil surgió para cumplir con una necesidad no prevista por la anterior. Ya sea por ajustarse al nuevo número de usuarios al producto, aumentar la velocidad de descarga o expandir el área de cobertura, la infraestructura y concepto de banda ancha móvil ha crecido y continuará su camino. El siguiente paso, como indica la secuencia que se ha seguido hasta el momento, es la tecnología 5G.

Es fácil pensar que el cambio principal será la velocidad de descarga, como lo han enfatizado las compañías que se encargan de vender estos servicios. Sin embargo, ya hemos revisado que cada red tiene diferencias que van más allá de la velocidad.

Grupos como la 5G Infrastructure Public Private Partnership (5G PPP), un conjunto europeo de especialistas en telecomunicaciones, investigadores y empresarios, se concentra en indagar y encontrar nuevos recursos para desarrollar la banda de ancha móvil.

Por el momento, su labor se concentra en optimizar la red móvil de tal manera que sea capaz de acomodar a los millones de usuarios que existen y se siguen generando. Entre sus objetivos se encuentran ciertas prioridades: computación omnipresente, redes avanzadas y la estandarización.

La computación omnipresente o universal alude a la constante presencia de dispositivos inteligentes en nuestra vida diaria. Desde una laptop y celular, hasta nuevos productos como realidad virtual o relojes inteligentes, llegamos a depender enormemente en sus características. Con cada vez más objetos, se requiere una red poderosa para acomodar su uso de una manera eficaz.

Es aquí donde entra el buscar redes más avanzadas, es decir, más confiables. Entre mejor sea su capacidad de transmisión de datos, velocidad, alcance y seguridad, más robusta será y más aparatos podrán aprovechar de sus servicios.

De igual manera, la estandarización de protocolos y frecuencias utilizadas mejorará la experiencia para el usuario, pues no tendrá que preocuparse de que su dispositivo no sea compatible con los estándares de otro país. Esto va directamente relacionado con la meta de computación omnipresente. Si te interesa esta nueva tecnología, tenemos un análisis e infografía sobre las redes 5G listos para ayudarte.

¿Entonces?

Como con cualquier nueva adquisición, es necesario analizar lo que ofrece un producto antes de optar por una compra o contratación. Como podemos observar, las diferencias entre una red 3G y 4G radican no sólo en la velocidad de descarga, sino en los modos de acceso a la red.

El tipo de acceso utilizado por la red 4G permite aprovechar mejor las frecuencias en el espectro electromagnético, al igual que contar con mayor velocidad de descarga. Sin embargo, si se concentrarán en los datos y en un uso sencillo, no más allá de páginas de Internet y redes sociales, el uso de una red 3G no diferirá mucho. Para navegación simple en Internet, no se requiere una enorme cantidad de datos para satisfacer las necesidades del usuario. Sin embargo, el uso de una red 4G ofrece una mejor experiencia que se refleja en el funcionamiento de la red en general (menor interferencia en llamadas y mejor uso del espectro electromagnético).

¿Te ha gustado esta noticia?
COMPARTIR EN:

Es geek de por vida, ávida lectora de comics y consumidora de té. Guarda demasiada información sobre TV y cine en su cabeza. ¡También escribe al respecto! Se niega a aceptar su acento defeño.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

COMENTARIOS

DEJAR UN COMENTARIO

¡Bienvenido a la comunidad panda!
Gracias por registrarte a nuestra newsletter.
Ahora recibirás en tu correo un mensaje para confirmar la suscripción.
Gracias por darte de alta
Quiero recibir NOTICIAS de:
 
 
 
 
 
 
 
He leidio y acepto la Politica de Privacidad
SU EMAIL YA ESTA DADO DE ALTA
Este sitio web utiliza cookies. Más información aquíX
x

RECIBE LOS MEJORES CONTENIDOS